De viaje por Salvador de Bahía, Brasil


Yo no tenía planes de buscar una visa para USA, a pesar que en mi país, todos quieren ir allá, algunos emigrar allá, para mí esa no era una prioridad, de hecho, nunca he planeado vivir fuera de mi país, aunque me gusta viajar y conocer, nunca tuve las intenciones de irme de mi dominicana, claro que una cosa es lo que tú piensas y otra muy diferente es la que Dios quiere para ti o te tiene preparada. Pues como Toni se iría a Brasil, yo necesitaba una visa para poder ir con él, y en busca de vuelos para mí, él me dijo que la mejor ruta para ir a Brasil era por Miami, pues por otras rutas debería tomar hasta 3 vuelos para llegar a Salvador de Bahía donde él estaría, y yo nunca había viajado sola, así que pensamos que era más complicado, y de ahí surgió la idea para buscar una visa a USA que me permitiera hacer una escala en Miami, preparé todos mis documentos me fui a la Embajada Americana y me dieron la visa B1-B2 por 10 años, más adelante les explicaré estos trámites. Y bueno ya teniendo la visa americana debía ir a la embajada de Brasil a Buscar mi visa, como ya tenía experiencia en asuntos de visa no fue muy difícil. Para eso solo consulté los requisitos en la página de la embajada de Brasil, llené mi aplicación, programé la cita, busqué todos mis documentos y me fui, si te interesa como solicitar visa puedes hacer clic aquí y encontrarás algunos consejos. Una cosa muy importante a la hora de buscar visa a Brasil en Dominicana es asegurarte de llevar tu estado de cuenta de los últimos tres meses, con eso allá son muy exigente, el día que fui en vez del estado de cuenta lo que llevé fue una certificación del banco con el balance en mi cuenta y no me lo aceptaron, tuve que salir de la embajada y buscar un banco donde imprimir mis estados. Pero bien después que los tenía regresé a la embajada, evaluaron mis documentos y más tarde me entregaron el recibo para pagar en el banco, ya después de hacer el pago ellos te dirán cuando debes ir a buscar tu pasaporte. A mí me dijeron que en 4 días me lo entregarían, así que esperé mis 4 días y luego ya tenía visa para USA y visa múltiple para Brasil por un año.

Ya luego lo que proseguía era preparar nuestro viaje, ¡Toni por trabajo y yo por placer… Jajajaja! Nos fuimos a Brasil con escala en Miami, yo iba mirando muy bien todo porque era seguro que la próxima vez tendría que ir sola. El vuelo de Miami a Salvador Brasil es muy largo, aproximadamente 9 horas, pero como era en la noche para mí no fue muy difícil, yo amo volar de noche porque cuando me llega la hora del sueño, aunque es incomodo, me duermo. Llegamos a Salvador al próximo día en la mañana, y yo como siempre cuando salgo del aeropuerto en otro país, es como si estuviera abriendo mis ojos después de un largo sueño, mirando a todos lados y buscando las diferencias con mi país. Brasil es el quinto país más grande del mundo en área total, un país de América del sur, con más de 204 millones de habitantes, su economía es la mayor de américa latina, y una de las principales economías con más rápido crecimiento en el mundo, es un país bastante grande, pero yo solo fui hasta Salvador de Bahía que se encuentra al sur del país, aunque no fui a Rio de Janeiro que es la ciudad donde todos quisieran ir en Brasil, pude apreciar un poco lo que es la cultura de Salvador de Bahía, y una de las cosas que más me llamo la atención es cómo actúan las personas cuando salen de su confort, o a tomar cervezas y divertirse, me encanta analizar la actitud de las personas, como actúan cuando no están pendiente a que alguien lo está observando.

Esos días allá me encantaron, aunque Toni estaba en su trabajo durante el día, pero yo hice muy buena amistad con la venezolana María José Gómez, y pasamos unos días súper, almorzando juntas, pasando tiempo en la piscina y haciendo el tour por Salvador. Uno de los momentos que más disfrutamos era cuando íbamos al salón de belleza, pues era muy divertido comunicarnos con las chicas allá. Aunque podíamos entender un poco portugués, a veces nos quedamos mirando intentando a adivinar que fue lo que nos dijeron. Y es que el portugués con el español tiene un poco de similitud, aunque no hables portugués puedes comunicarte si hablas español. Entonces hablarías “portuñol“. Que risa cuando me preguntaron si me iba a pasar “la escoba” jajaja todavía no puedo dejar de reír cuando me imagino que pasarían una escoba en mi cabeza. Allá secarte el pelo con blower es “pasarte la escoba” que irónico..! El idioma portugués es muy lindo, a mi me encantaba escuchar cuando dos personas tenían una conversación en este idioma, me parece que es muy dulce, y las personas que conocí en Salvador son muy agradable, pienso que allá son muy amables y aunque no hablen tu idioma, intentan poner una conversación. Estuvo muy divertido este viaje y te seguiré contando un poco más de Salvador en mi próxima entrada así que pendiente si te interesa saber más.

Agradezco que vengas a leer mi blog, te recuerdo que me puedes seguir en google+ o si deseas puedes suscribirte.


¡BENDICIONES HOY Y SIEMPRE…!

Acerca de Maira Ferreras

Soy una dominicana, ahora estoy en Panamá, amo viajar, escribir y motivar. Soy Lic. Administración de Empresas, escribo un blog para mujeres (Amigasrd) y hago vídeos para Youtube/Amigasrd. Aquí encontrarás relatos de países visitados y una serie de temas para ayudarte en tu crecimiento personal.