Lo que aún no sabes de vivir en un resort.


La gente piensa que estar en un resort es de lo mejor que le puede
pasar a uno, y sí, estar dos o tres días en un hotel todo incluido, donde tu única
preocupación sea comer y beber a lo mejor, pero cuando tu estadía se prolonga por más de
15 días, todo cambia.

 

A final del año pasado tuve que estar
aproximadamente dos meses en Punta Cana, un hotel todo incluido Barceló
Dominican Beach
, jamás podre olvidar este hotel porque me lleve una mala
experiencia. Y a los primeros días yo pensaba “wao que cool, estar aquí”
(jajaja) pero según pasaban los días mi manera de pensar también
cambiaba.
Es súper chévere, despertar cada día sin
muchas preocupaciones, eso yo pienso que  lo saben, es súper tener lugares donde ir
a comer o beber cuando quieras, eso también lo saben, pero lo que tal vez no
sabes si no has vivido esta experiencia es, que ver todos los días lo mismo, estar todos los días rodeado de gente de diferentes países, mirando la actitud
cuando se emborrachan y se divierten, comer cada semana el mismo menú, acostúmbrate a lidiar con
los vendedores que llegaban los viernes ofreciéndote sus artesanías, y otras
cosas más… fácilmente te pueden volver loco.

 

Yo estaba feliz de estar allí porque estaba con Toni, y porque hice muy buena amista con Carolin una joven que estaba en la misma situación que yo, y que es muy buena persona, conocerla fue de lo mejor que me pasó estando allá. Pero la verdad, pasamos días que no sabíamos que hacer.
Imagínate, estar 2 meses con la rutina de
levantarte, ir al desayuno, volver a las 10 a comer algo, almorzar a la 12, volver a la 2 o las 3 a comer algo, cenar a las 6 (jajajaja) no es tan divertido se lo aseguro, y
no era tan difícil porque por lo menos nos íbamos al gimnasio, y en ocasiones salíamos
a mirar los turistas disfrutando el show, ah! también íbamos a la playa hacernos sección de fotos, (jajaja) pero es que después de estar una
semana en un hotel todo incluido, no quieres ir a la playa a tomar sol, no
quieres ir a la piscina todos los días porque ya te has cansado, entonces es
cuando de verdad no encuentras que hacer, a parte de todas las semanas repiten
el mismo show, y la misma comida. La diferencia del lunes y el fin de semana
era que el fin de semana llegaba mucha más gente.
Carolin y yo
Sobre el hotel me llevé muy mala
experiencia, y lo peor que puedo decir de este hotel es que el personal (no todo) pero en su mayoría,
es como racista, yo que me caracterizo por observar la actitud de la gente, puedo
decir sin temor a equivocarme que le dan un mejor trato a los extranjeros que a
los locales, lo vivimos mi amiga Carolin y yo, y lo vi sobre todo el fin de
semana cuando llegaban más locales, el servicio muy malo, y que conste que lo
reportamos, porque yo en un lugar donde estoy pagando por un servicio no me voy a
conformar con lo peor, y eso es algo que cada ser humano debería aprender, a
exigir por lo que está pagando. Así que Carolin y yo nos quejamos con
relaciones públicas del hotel, pero lo peor me pasó el día de mi salida, no me
van a creer que mi cédula (documento de identidad) que tuve que dejar en recepción
cuando me registre, (el primer hotel que he tenido que dejársela) se perdió,
así como lo estás leyendo, mi documento de identidad se perdió de la recepción,
me fui a casa y llamé una y mil veces, me dejaban en espera y cuando me
contestaban era para decirme que no la encontraban. Al final tuve que resignarme aceptar
que se perdió e ir a pagar por una nueva en Santiago.

 

Hace mucho quería escribir sobre esta mala
experiencia, porque la verdad me causó mucha incomodidad, sobre todo porque
fueron muchos los ingresos que el hotel recibió departe de Toni, por su estadía
que fue aproximadamente tres meses, y por mi estadía que fue aproximadamente dos meses y había que pagar extra por mi. Entonces me pregunto ¿cómo es posible que recibiera tan mal servicio de parte del personal del hotel? Pero lo importante es que
de toda experiencia se aprende, porque yo estoy segura que a ese hotel no
volveremos, y mucho menos se lo recomiendo a nadie.

 

Así que esa fue mi experiencia de estar tantos días en
un hotel todo incluido, no todo es tan bueno como sé que la mayoría piensa, al
igual que en los viajes no todo es perfecto, a veces suceden cosas que te ponen
a dudar y te incomodan bastante, pero sigo diciendo que lo que más importa es aprender a ver el lado bueno de todo y disfrutar el momento.
¡GRACIAS POR VENIR A LEER, MUCHAS BENDICIONES!

Acerca de Maira Ferreras

Soy una dominicana, ahora estoy en Panamá, amo viajar, escribir y motivar. Soy Lic. Administración de Empresas, escribo un blog para mujeres (Amigasrd) y hago vídeos para Youtube/Amigasrd. Aquí encontrarás relatos de países visitados y una serie de temas para ayudarte en tu crecimiento personal.