Un viaje de sueños.


 

Cuando yo era pequeña, algunas veces escuché de la “ciudad del amor” y en mis adentros me preguntaba, si realmente existía una ciudad del amor, más tarde escuché conversaciones y en la publicidad que mencionaban a París, y también le decían la ciudad del amor, no fue hasta entonces que entendí que esta ciudad de la que había escuchado era París. Entonces comenzó mi sueño, de imaginar algún día poder ir allá, pero la verdad era solo un sueño, de esos donde no ves esperanzas de que se puedan cumplir y se quedan en solo sueños. Pero no, mi sueño fue hecho realidad.
torre eiffel
Torre Eiffel
No planeamos ir a París, planeamos ir a Finlandia, pero no fue posible porque me negaron la visa… Sí, a mi también me han negado una visa y gracias al personal de la embajada de Holanda en Santo Domingo, que era donde se tramitaba la visa a Finlandia, a pesar que me preparé muy bien para esta solicitud, los resultados fueron negativos, y no pienso que fue mala suerte, como algunos dirían, pienso que mi solicitud no fue tramitada por la embajada de Holanda de la mejor manera, pues con decir que después de la fecha donde se suponía yo debía retirar mi pasaporte, tardaron más de dos semanas, eso ya de por sí, me causaba desconfianza, y así fue, mi visa a Finlandia fue negada, aún recuerdo ese día, que tristeza tan grande, pues había preparado todo tan bien que la verdad todavía pienso que no había razón para esa negación. Entonces fue cuando Toni dijo: “No te preocupes, yo te prometo que iremos a Europa…” Y de ahí nació la idea de ir a París. Comencé una vez más a preparar todo poniendo en práctica los consejos que les escribí aquí, y todo fue un éxito, el personal en la Embajada de Francia en Santo Domingo es súper amable y muy eficiente, hasta en la entrevista todo fue como un ambiente agradable y de confianza, así que la señora que me entrevistó era tan inteligente que ella si sabía que no me interesaba quedarme ilegal en Francia y me dio la visa, una semana más tarde, salimos rumbo al viaje de mis sueños.
champs elysees
Champs Élysées
Fue la primera vez que viaje en un viaje tan largo, de aproximadamente 9 horas, en el avión dormía, despertaba, me acomodaba, y ya no veía la hora de llegar… Hasta que por fin llegamos al aeropuerto en París, pero el tamaño del aeropuerto y el sueño que tenía al llegar, me tenían la cabeza dando vueltas. (jajaja) yo vine aterrizar de verdad después que llegamos al hotel. Pero estaba loca que amaneciera para salir a turistear, y una emoción que sentí, porque es que la verdad París es como otro mundo comparando a mi país, hay que ir allí para saber exactamente lo que se siente, el ambiente, la estructura física, la gente por todos lados y corriendo de un lado a otro, era demasiado para mi cerebro que intentaba asimilar todo con detalles, pero era tanto que me hacia difícil.
paris
Desde el Arco de Triunfo
Disfruté poder estar en esta ciudad, poder subir a la Torre Eiffel y estar arriba del Arco de Triunfo apreciar la hermosa vista desde allá, reconozco que tenía mucho frío, a pesar de que era verano las temperaturas estaban bastante frías, pero aun así disfrute mis vacaciones, visitar los museos y poder apreciar la historia y el arte, como cuando fuimos al Museo de Louvre, caminamos mucho para poder llegar hasta La Mona Lisa, pero cuando llegue, me sentí tan bien, fue como “wau estoy frente a la gran obra de Leonardo da Vinci” ni yo misma me lo creía, pero era cierto, estuve allá, pude posar frente a ella y reconozco que fue una experiencia muy hermosa.
eiffel
Desde Torre Eiffel
louvre
Piramide del Louvre
La Mona Lisa
Frente a La Mona Lisa
paris
Arco de Triunfo
catedral notre dame
Catedral Notre Dame

La verdad que a mí todos mis viajes me encantan, sé que el ambiente de una ciudad como París, para mí una semana es suficiente, porque este tipo de ciudades el yo estar mucho tiempo me desespera, como es el caso de Bangkok, yo no podría vivir en estas ciudades tan movidas, porque yo amo la tranquilidad y la paz, pero aun así, tengo que decir que este viaje me encantó, que fue un sueño hecho realidad, pero sobre todo y lo más importante es que hoy yo entiendo porque París es la Ciudad del Amor… ¿Quién no querría ir a París?

Espero que te haya gustado este relato que te comparto con mucho cariño.
¡GRACIAS POR VENIR A LEER, MUCHAS BENDICIONES!

 


Acerca de Maira Ferreras

Soy una dominicana, ahora estoy en Panamá, amo viajar, escribir y motivar. Soy Lic. Administración de Empresas, escribo un blog para mujeres (Amigasrd) y hago vídeos para Youtube/Amigasrd. Aquí encontrarás relatos de países visitados y una serie de temas para ayudarte en tu crecimiento personal.