Dejar de preocuparse

¿Qué sientes ahora?


Dejar de preocuparte está en tus manos. ¿Has tenido tiempo para preguntarte estos días que sientes ahora? Siempre he pensado y si me lees desde hace mucho seguro ya lo sabes, “que la paz mental es lo más importante en una persona”.

Y sí, hay una razón por la que no dejas de preocuparte. Aunque parezca cliché y la verdad es algo muy simple. Pero pregúntate primero ¿qué sientes ahora? por que ese es el primer paso. (sigue leyendo hasta al final)

No soy psicóloga, pero el tema motivacional y el bienestar de la mente siempre me han llamado la atención. Quizás es esa la razón por la que vivo leyendo libros que me ayudan a conocerme mejor. Y también me enseñan a tomar mejores decisiones.

En mi opinión cuando el alma está tranquila lo demás siempre será más fácil de resolver.

Y eso… me costó mucho llegar a entender ese punto en mi vida, pero siempre supe que algún día sería. Siempre supe que para mi lo más importante sería “tener tranquilidad emocional”.

De acuerdo a ciertos autores motivacionales, es muy importante aprender a reconocer nuestras emociones. Saber lo que estamos sintiendo en un momento determinado nos ayudará hacerle frente cuanto antes y tomar mejores decisiones.

¿Y tú qué sientes?

Te has detenido en estos días hacerte esa pregunta? quizás ni siquiera debes preguntarte, porque seguramente sabes muy bien lo que estás sintiendo ahora. Por ejemplo en mi caso estos días he sentido lo que yo le llamo “un cóctel de emociones”. Porque mis emociones han ido cambiando de una etapa a otra.

Puede que te pase lo mismo. En primer lugar sentí miedo, cada día y cada noche pensaba que no quiero enfermarme y no quiero que los míos se enfermen. No quería sentir esto pero no podía evitarlo, según fueron pasando los días, sentí que quería que ya todo esté normal y que podamos estar afuera. Asi poco a poco mi temor por el coronavirus ha ido desapareciendo y ahora sólo, al igual que la mayoría estoy esperando el momento de volver a vivir como antes.

¿Cómo dejé de preocuparme?

Eso me he preguntado pero estoy segura de la respuesta. Sea cual sea la situación por la que nos toque vivir sólo hay una cosa que podemos hacer para sentirnos mejor y dejar de preocuparnos…

“Si lo puedes cambiar cambialo y si no puedes aceptalo”, eso me ha ayudado a lo largo de mi vida a mantener mi tranquilidad emocional.

Por eso cuando recordé esa lección, analicé lo que estaba bajo mi control y lo que no. He hecho lo único que si está en mis manos “cuidarme, seguir las normas, y esperar”. Ya después todo lo demás no depende de mí, así que como no hay nada que yo pueda hacer, tampoco voy a perder mi tiempo preocupándome por eso.

“Y es que incluso proteger a los míos no depende de mí, no está en mis manos. Es decisión personal de cada quien cuidarse, seguir las normas y tratar de cuidar a los demás”.

Quizás en mis muchas lecturas he aprendido esa lección y creeme que me ha funcionado siempre. Tienes un problema o una situación, detente a pensar ¿que puedes hacer para cambiarlo o mejorarlo? está bajo tu control encontrar la solución de la situación? Si no hay nada que puedas hacer porque no depende de ti, entonces lo más sano para el alma es aceptarlo.

Siente, observa, analiza y decide…

Finalmente quiero decirte que no importa lo que estés sintiendo en este momento, no te juzgues, date la oportunidad de sentir y observar. Recuerda que de situaciones no tan buenas pueden salir muy buenas oportunidades. Si estás atento a lo que sientes y lo enfrentas en el momento puedes tomar mejores decisiones.

En mi caso son muchas las cosas que hago en estos días en los que no podemos hacer una vida social normal. Yo observé mis emociones y decidí hacer cosas que me aporten, y que me ayuden a ser mejor persona y aún más preparada. He dejado un video en el canal donde te explico de cosas que puedes hacer estos días para sacarle provecho a la situación, miralo aquí.

Gracias por leer, cuidate mucho y comparte este post en tus redes sociales si te parece interesante. Si quieres que estemos mas cerquita puedes seguirme en Instagram y nos vemos en una próxima entrada! Más entradas de motivación aquí.

Deja un comentario